Herramientas de Planificación

Para poder realizar conservación a nivel de paisaje a distintas escalas, se cuentan con diversas herramientas y conceptos:

Sistemas de Información Geográfica (SIG)

Corresponde a un conjunto organizado de programas, equipos e información de carácter geográfico diseñados para recoger, almacenar, procesar, analizar y presentar la información geográficamente referenciada. Esta herramienta es extremadamente útil para planificar áreas extensas con información actualizada de carácter biológico y de usos, tanto para ambientes marinos como terrestres.

Programas de apoyo para la toma de decisiones

Corresponde a programas computacionales que apoyan la toma de decisiones en problemas que se presentan en la planificación para la conservación, como por ejemplo el diseño de un sistema de áreas protegidas, o el manejo de recursos naturales en sistemas terrestres, marinos o de agua dulce. Estos software proveen varias opciones o soluciones posibles, promoviendo un proceso participativo con distintos actores.

Básicamente estos programas son algoritmos de optimización de un portafolio o conjunto de áreas considerando la representación de una serie de objetos de conservación (especies, comunidades o procesos claves) al mínimo costo (generalmente costo en superficie). Entre los programas más utilizados se encuentran MARXAN, (Ball & Possingham, 2000) y SPOT (TNC, 2003).

Más información:

Ordenamiento Territorial

Este enfoque tiene por objetivo asegurar el uso sustentable de los recursos naturales basado en el concepto de identificación de Bosques de Alto Valor de Conservación (BAVC), así como enfoques complementarios, que resultan clave para la conservación y el desarrollo local: el enfoque ecosistémico, el enfoque de paisaje y de multi-escala, el enfoque participativo, el enfoque territorial y el enfoque de medios de vida sustentables.

El proceso de ordenamiento territorial considera una serie de talleres participativos con las comunidades, visitas en terreno y análisis SIG, con el cual se identifica el uso actual y se construye participativamente la imagen objetivo del territorio. Con ello se logra la apropiación de las comunidades de la propuesta, y a la vez es una potente herramienta para canalizar las oportunidades de inversión pública y privada en el territorio.

Actualmente, WWF está llevando a cabo este proceso en varias comunidades Mapuche Huilliche de Mapu Lahual de la Costa de Osorno y la Comunidad Pehuenche de Quinquén en la Araucanía andina.

Bosques de Alto Valor de Conservación (BAVC)

Cada año, la deforestación acaba con 13 millones de hectáreas de bosque, lo que tiene un efecto devastador sobre la biodiversidad, el cambio climático y las necesidades básicas de comunidades locales.

La conservación de los bosques es crucial, sin embargo también lo es el uso de los bosques, ya que brindan empleo e ingresos a muchas personas. Dada esta situación, es muy necesario llegar a un manejo sostenible de este recurso.

El concepto de los Bosques de Alto Valor de Conservación (BAVC) proporciona un marco conceptual para identificar, manejar y monitorear las áreas forestales con atributos especiales que las hacen particularmente valiosas para la biodiversidad y/ o para las comunidades locales.

Los BAVC se definen como las áreas forestales necesarias para mantener o enriquecer los recursos identificados como de Alto Valor de Conservación (AVC). Existen 6 criterios o categorías de AVC, que cubren valores tanto ecológicos como sociales:

  • AVC 1: Concentraciones significativas a escala mundial, regional o nacional de valores de biodiversidad. Ej: presencia de mamíferos amenazados en la Cordillera de Nahuelbuta
  • AVC 2: Bosques extensos a nivel de paisaje, significativos a escala mundial, regional o nacional. Ej.: bosque siempreverde en la cordillera de la costa
  • AVC 3: Áreas forestales ubicadas dentro de o que alberguen ecosistemas únicos, amenazados o en peligro de extinción. Ej. humedales de la cordillera de la costa.
  • AVC 4: Áreas de bosque que proporcionen servicios básicos ambientales en situaciones críticas (protección de cuencas, control de erosión, etc.). Ej: cuenca del Picoiquén que provee de agua a la ciudad de Angol.
  • AVC 5: Áreas de bosque fundamentales para suplir las necesidades básicas de la comunidades locales. Ej.: comunidades alerceras huilliches en la costa de Osorno.
  • AVC 6: Áreas de bosque criticas para la identidad cultural tradicional de las comunidades locales. Ej. cementerio sagrado mapuche dentro de un área de manejo forestal.

Áreas de Alto Valor de Conservación (AAVC)

Corresponde básicamente a una adaptación de los bosques de Alto Valor de Conservación a ambientes marinos, la cual se encuentra en desarrollo.