Planificación para la Conservación

La biodiversidad no repara en límites políticos ni administrativos (países, regiones, provincias, etc.), por lo que se necesita una unidad más adecuada para la planificación de la conservación y un enfoque de tipo multi-escala. WWF ha enfrentado esta necesidad a través de las ecorregiones.

¿Qué es una ecorregión?

Una ecorregión se define como un área extensa de tierra o agua que contiene ensambles geográficamente distintivos de comunidades naturales que:

(a) comparten una gran mayoría de sus especies y dinámicas ecológicas
(b) comparten condiciones ambientales similares
(c) interactúan ecológicamente en formas que son críticas para su persistencia en el largo plazo.

Enfoque multi-escala

Identificación y priorización de ecorregiones y lugares a nivel mundial
WWF, a través de un estudio llamado Global 200, realizado por numerosos expertos mundiales, identificó y priorizó aquellas ecorregiones terrestres, marinas y de agua dulce más importantes en el planeta, desde el punto de vista biológico. Esta evaluación a nivel mundial se basó en estudios regionales detallados, los cuales se actualizan en forma continua.
Más recientemente, WWF realizó una nueva priorización, a partir de la cual se identificaron aquellos 35 lugares prioritarios en los cuales se están enfocando actualmente los mayores esfuerzos de conservación. El Lugar Sur de Chile se encuentra ente estos 35 lugares prioritarios.

Conservación en el sitio prioritario Sur de Chile

Dentro de los lugares prioritarios y ecorregiones identificadas en el mundo, WWF continúa aplicando el enfoque multi-escala, que permite desarrollar e implementar estrategias integrales de conservación, ahora a nivel ecorregional o de sitio, incluyendo especies, hábitat y procesos ecológicos.

El proceso de conservación ecorregional involucra, como primer paso, el desarrollo de una Visión de Biodiversidad. Esta visión identifica paisajes prioritarios dentro de la ecorregión o lugar prioritario. Una vez definidos, el próximo paso es el desarrollo de estrategias de conservación que sean costo-efectivas y espacialmente explícitas, que consideren las necesidades ecológicas de las especies y hábitat, sin perder de vista las necesidades de las poblaciones humanas residentes. Esto generalmente se conoce como conservación a nivel de paisaje.

Entre 1999-2000, WWF Chile coordinó un primer análisis y propuesta para la conservación a escala Ecorregional en Chile titulado “Análisis y Visión para la Conservación de la Biodiversidad en la Ecorregión de los Bosques Templados Lluviosos”. Este trabajo analiza las prioridades para la conservación, amenazas y oportunidades en la entonces llamada Ecorregión de los Bosques Templados Lluviosos Valdivianos, más conocida como Ecorregión Valdiviana, la cual sólo consideraba el ambiente terrestre y de agua dulce.

Este estudio convocó a cerca de 100 científicos y 30 instituciones chilenas y argentinas, quienes identificaron 69 paisajes prioritarios y corredores biológicos dentro de la Ecorregión, necesarios para mantener la biodiversidad.

Dentro de estas áreas las más urgentes para la conservación resultaron ser la Cordillera de la Costa entre los ríos Tolten y Maullín (39°- 42° lat sur), la Cordillera de Nahuelbuta y el Corredor Costa-Andes, principalmente por el alto grado de diversidad y endemismo de especies, la casi nula protección y representatividad de estos paisajes en el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado, y el alto número de amenazas.

Para estos paisajes se realizaron Análisis de Paisajes de Conservación específicos, en los cuales se analizaron en detalle los objetos de conservación, las amenazas y oportunidades, generando estrategias de conservación para cada paisaje.

Ecorregiones marinas en el sur de Chile

Desde el 2004 se comenzó a trabajar también en el ambiente marino, por lo que la “Ecorregión de los Bosques Templados Lluviosos Valdivianos” pasó a llamarse Ecorregión o Sitio Sur de Chile.

En la zona marina-costera adyacente a la Ecorregión Valdiviana se encuentran tres ecorregiones marinas: Araucana, Chiloense y de los Fiordos y Canales del Sur.

La ecorregión marina Araucana:

Se extiende desde Navidad (33º26’S) a Chiloé (41º 30’S) y tiene una extensión aproximada de 1.486 km de línea costera; su formación está determinada por la Cordillera de la Costa, y presenta varios estuarios importantes, como el río Toltén, río Valdivia y río Maullín.

La ecorregión marina Chiloense:

Se extiende desde los 41º31’S, en el canal de Chacao, hasta los 47ºS, en la Península de Taitao, presentando una intrincada red de canales, fiordos, archipiélagos y bahías que suman una línea de costa de aproximadamente 10.705 km. Esta ecorregión es rica en macroalgas bentónicas, invertebrados bentónicos (ej. hydrocorales) y también en peces.

Además, esta zona es especialmente diversa en mamíferos acuáticos, desde las pequeñas nutrias (Lontra felina y Lontra provocax) y delfines, hasta grandes mamíferos marinos como la ballena azul (Balaenoptera musculus).

Las principales amenazas a la biodiversidad de esta ecorregión estarían dadas por el explosivo aumento de la acuicultura.

La ecorregión Marina de los Fiordos y Canales del Sur:


Se extiende desde la península de Taitao hasta Cabo de Hornos, y también se caracteriza por presentar un complejo sistema de canales, bahías, fiordos y archipiélagos que totalizan una línea de costa de 39.126 km.