Mares y Costa

En el Golfo de Corcovado y la zona norte exterior de Chiloé se congregan cada año cientos de ballenas azules y jorobadas para alimentarse del abundante krill que florece en sus aguas.


En el concierto internacional, el Sur de Chile destaca ya que posee condiciones hidrológicas y geográficas excepcionales, lo que acompañado de la alta productividad marina condiciona una gran y única biodiversidad.

A nivel de grupos de especies destacan los mamíferos y aves marinas, peces, un gran número de invertebrados como los crustáceos, moluscos y corales de aguas frías, presentando las especies de algas una considerable variedad también.

Dentro de esta gran área, la Ecorregión Marina Chiloense (EMCh) ha sido resaltada por diversas organizaciones de conservación como una de las más importantes y que merece un alto nivel de conservación.

La EMCh esta localizada entre el Golfo Coronados (4130’ S) y la Península de Taitao (47 S) y contiene principalmente a las provincias de Chiloé y Palena en la X Región y Aisén en la XI Región, las que se caracterizan por un intrincado sistema de archipiélagos, canales, estuarios, mares interiores y fiordos que son bañados por las grandes cuencas que se desprenden de la cordillera de los Andes. Este ecosistema es alimentado por la Corriente de Deriva del Oeste (CDO), la que aporta con aguas frías y ricas en nutrientes produciendo una zona de alta productividad biológica. Hacia el norte, la CDO forma la Corriente de Humboldt y hacia el sur se forma la Corriente de Cabo de Hornos.


Volver hacia arriba
 / ©: Lucas Varga / CBA
Golfo de Corcovado
© Lucas Varga / CBA

Riqueza e importancia ecológica

La EMCh es el hogar del la tercera zona más importante a nivel mundial para la alimentación y crianza de grandes cetáceos: el Golfo de Corcovado y la zona norte exterior de Chiloé. Aquí es donde cientos de ballenas azules y jorobadas se congregan cada año para alimentarse del abundante krill que florece debido al potente sistema de surgencia, y donde las ballenas azules traen a sus ballenatos para criarlos.

No sólo grandes vertebrados marinos habitan esta ecorregión. También se han registrado corales de aguas frías (algunos endémicos), los que usualmente se encuentran a grandes profundidades difíciles de alcanzar.
 
Por esto, la EMCh se presenta como un laboratorio marino natural para el estudio de estos animales. Esta área también es sitio de alimentación del albatros de ceja negra; de nidificación para el cormorán lile y la fardela negra; colonias de pingüino de Magallanes, agregaciones residentes de delfín austral, delfín chileno y marsopa espinosa también es posible encontrar, así como grandes colonias de lobo fino y lobo común; y, si se observa con detención, también se pueden avistar chungungos y huillines.


Volver hacia arriba

Importancia Económica y Alimentaria

Las mismas aguas que sostienen esta asombrosa biodiversidad marina, también son fuente de sustento para muchas comunidades locales, que tienen en la pesca, la recolección de algas y el cultivo de mitílidos su fuente principal de sustento. Las especies que más destacan son loco, chorito, erizo, algas, merluza austral, raya volantín, bacalao de profundidad y sardina fueguina.

El cultivo industrial de salmónidos, es otra actividad de gran relevancia económica que depende de las aguas de esta ecorregión. Igualmente, se desarrollan actividades de pesca industrial sobre merluza de cola, merluza austral y congrio dorado entre los recursos más destacables.

El transporte y turismo marítimo son actividades económicas que dan gran dinamismo económico y que ofrecen un gran potencial de crecimiento. Es un hecho que esta ecorregión destaca también por su importancia económica y alimentaria.


Volver hacia arriba

Riqueza Cultural

La Ecorregión Marina Chiloense también es importante para los grupos de pueblos originarios que la habitan, tales como los Mapuche-Huilliche. Asimismo, ricas tradiciones y ancestrales costumbres se han radicado en el seno de la ecorregión: la isla de Chiloé, lo que otorga a esta zona una importancia cultural relevante.


Volver hacia arriba

Amenazas a la Biodiversidad

Lamentablemente, al igual que lo que ocurre en otros sectores de la costa chilena, la abundante biodiversidad de la ecorregión junto con sus espectaculares fiordos y canales están actualmente amenazados por varias actividades humanas. Entre las más evidentes se incluyen el cultivo intensivo de salmónidos, la contaminación costera domiciliaria e industrial, la captura de especies incidentales en algunas pesquerías, el creciente tráfico marítimo y otras actividades industriales pobremente reguladas y/o controladas.

Se ha argumentado que la falta de un enfoque integral y participativo de planificación para la conservación de los espacios costeros y marítimos de esta ecorregión es la principal causa para que estas presiones sobre la biodiversidad marina se hayan manifestado o no se mitiguen adecuadamente.

El año 2004, el Gobierno de Chile propuso la incorporación de Áreas Marinas Costeras Protegidas de Múltiples Usos (AMCP-MU) como figura de conservación que se concilia con el desarrollo económico y social. Sin embargo la designación de un área con esta figura legal en la Ecorregión Chiloense, en su momento apoyada por WWF junto a varias organizaciones no gubernamentales, fue aplazada en 2007 en forma indefinida por la Comisión Nacional de Uso de Borde Costero, en espera de mayor difusión y participación ciudadana.

Se espera que dicha participación y difusión se logre en el marco de Plan de Conservación Chiloé-Palena-Guaitecas que lidera y articula la Comisión Nacional de Medio Ambiente (CONAMA). Dada esta oportunidad, WWF junto a sus socios locales e internacionales, esta desarrollando un proceso sistemático de planificación para la conservación, y espera que dicho proceso – y los resultados del mismo – se constituyan en un aporte a la consecución de los objetivos de conservación del plan impulsado por el gobierno.


Volver hacia arriba

Objetivos de Conservación

El principal objetivo, al desarrollar e implementar un proceso sistemático de planificación para la conservación en la ecorregión Chiloense, es contribuir a la mitigación de las principales presiones que afectan la biodiversidad y ecosistemas únicos de esta ecorregión, particularmente las poblaciones de cetáceos que la habitan, con énfasis en la ballena azul.

Para logra esto, WWF se ha propuesto tres acciones:

  • Identificar las Áreas de Alto Valor para la Conservación (AAVC) marina y costera en la ecorregión Chiloense, mediante metodologías internacionalmente aceptadas que incorporen aspectos ecológicos, sociales y culturales;
  • Desarrollar una propuesta de conservación, asociada a las áreas identificadas y que contemplen entre otras figuras las AMCP-MU, mediante procedimientos de participación efectiva de las comunidades locales (residentes, pescadores, pueblos originarios, etc.), organismos de gobierno, ONGs, industria de cultivo de salmón, entre otros.
  • Promover la o las propuestas de conservación que emerjan del proceso participativo, particularmente aquellas que apunten a la protección de las poblaciones visitantes de ballena azul, entre los interesados y tomadores de decisiones a nivel local, regional y nacional.

Volver hacia arriba

AAVC con perspectiva mar

El enfoque de Áreas de Alto Valor para la Conservación (AAVC) es el marco metodológico en el cual se sustenta el proceso sistemático de planificación para la conservación de la Ecorregión Marina Chiloense (EMCh).

AAVC tiene su origen en el concepto de Bosques de Alto Valor de Conservación (BAVC) y es una adaptación o interpretación nacional de dicho concepto con una perspectiva marina.

Si bien en los últimos siete años diversos grupos han adoptado el concepto de BAVC y ha sido aplicado en diferentes escenarios, su adaptación a ambientes marinos es inédita, por lo que se espera que siga evolucionando y adaptándose en el ámbito de la planificación marina y costera.

En lo sustantivo, las AAVC son áreas marinas y costeras necesarias para mantener o enriquecer los Altos Valores de Conservación (AVC) identificados en las mismas.



Volver hacia arriba