Versiones anteriores de La Hora del Planeta

Una campaña que crece

El 2009 fue el año en que Chile se sumó por primera vez a La Hora del Planeta, una iniciativa que ya estaba siendo adoptada por muchos otros países en el mundo para hacer un llamado de atención frente al cambio climático. Promovida por WWF, la campaña en Chile logró el apoyo de diversas organizaciones, públicas y privadas, además de la sociedad civil, y voluntarios en Santiago y Valdivia, ciudad donde se encuentra la oficina principal de WWF en el país.

Dos eventos se desarrollaron el día de LHP ese año: en la capital se logró el apagado de edificios tan emblemáticos como el Palacio de La Moneda,  Plaza de la Ciudadanía y La Cultura, la Intendencia de la región Metropolitana, el Museo Histórico Nacional, la Catedral de Santiago y la Torre Entel, entre otros; y se encendió con, cientos de velas, el símbolo de la campaña “60”, logrando la postal más característica de la campaña.

Mientras que en Valdivia se sumaron al apagado de luces la Municipalidad, la feria fluvial, el Mercado Municipal, los Museos Históricos y de Arte Contemporaneo de la Universidad Austral y el puente Pedro de Valdivia, concertando así una obscuridad absoluta en el sector de la costanera de la ciudad, en donde se reunió la comunidad a reflexionar en torno a LHP. Además, otras ciudades de Chile como Talcahuano, Osorno, Puerto Montt, Punta Arenas y Antofagasta participaron a través del apagado de luces de diversos de sus edificios.

Se estima que el mensaje de La Hora del Planeta en su versión del 2009 llegó a miles de chilenos quienes se sumaron a la campaña a través del apagado de luces en sus hogares.

En el año 2010, el devastador terremoto y tsunami que afectó a gran parte del país hizo que la campaña a nivel nacional tuviera un carácter mucho menos masivo, enfocado principalmente a los hogares y a la reflexión personal. El mensaje central de La Hora del Planeta en ese año se enfocó en invitar a las personas a reflexionar durante esos 60 minutos sobre las problemáticas medioambientales que nos afectan y también sobre el poder de la naturaleza, considerando que se cumplía 1 mes de terremoto, el 27 de marzo, día de La Hora del Planeta.

En 2011, La Hora del Planeta a nivel mundial tuvo un sello especial ya que invitó a las personas, empresas y gobiernos, a que se comprometieran, más allá del acto simbólico de apagar las luces, y que realizaran de forma permanente acciones que contribuyan a conservar el medio ambiente. De este modo bajo la consigna “más allá de la hora” se incentivó a miles de personas a que realicen acciones cotidianas que mejoren la calidad de vida del planeta.

En Chile nos propusimos llegar a todo el país con el mensaje de LHP, invitando a los ciudadanos a firmar su compromiso de participar en la campaña. Para ello, y con la colaboración de las secretarías regionales ministeriales de Medio Ambiente, los municipios y los universitarios de CECADES desplazamos uno de los 15 trozos de un lienzo de 190 metros2, a todas las capitales regionales para que las personas escribieran sobre ellos sus compromisos. Luego, faltando 1 día para LHP, el lienzo fue reunido y ensamblado en la Plaza de la Constitución, descubriendo el compromiso de cerca de 10 mil personas de Arica a Punta Arenas.

El evento oficial de LHP del 2011 se desarrolló en la Plaza de la Constitución, y contó con la presencia de autoridades, Embajadores de la campaña y diversos actores sociales que se reunieron para presenciar la figura iluminada de miles de velas del “60+”, símbolo de LHP del 2011 que se refiere con ir “más allá de la hora”.

Más de 50 edificios de las ciudades capitales regionales se sumaron al apagado de las luces durante LHP en Chile y 13 empresas e instituciones se comprometieron formalmente con la campaña.

En 2012 estuvimos en Valparaíso, Capital Cultural de Chile y ciudad declarada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Con la ayuda de 400 voluntarios caracterizados con máscaras de panda iluminamos la ciudad con antorchas en un acto principal que congregó a más de mil personas en la Plaza Sotomayor.

En el 2013 realizamos un evento principal en la comuna de Ñuñoa, donde durante todo el día invitamos las personas a pedalear en siete bicicletas del sistema de generación eléctrica alternativa desarrollado por ProteinLab de la UTEM especialmente para esta ocasión, esto permitió acumular energía que posteriormente se utilizó en un concierto unplugged durante La Hora del Planeta, aquí participaron nuestros embajadores musicales de la campaña, Carolina Nissen y Camilo Eque, quienes animaron a los cerca de 2 mil asistentes con su música.





 / ©: WWF
LHP 2011, Santiago.
© WWF
 
 / ©: WWF
LHP 2011, Valdivia.
© WWF
 
 / ©: WWF
LHP 2009, Santiago.
© WWF
 / ©: WWF Chile
Con máscaras de panda -emblema de WWF- los jóvenes fueron llegando desde distintos puntos de Valparaíso para unirse a esta acción simbólica.
© WWF Chile
 / ©: WWF Chile - Susan DÍAZ
La bicicleta fue la protagonista de esta Hora del Planeta en Chile
© WWF Chile - Susan DÍAZ